La Enseñanza de Buda

” Imaginemos un gran campo desierto en absoluta oscuridad, sin ninguna luz, muchas criaturas pululan es este lugar.

Debido a la oscuridad ninguno puede conocer la existencia del otro, cada uno deambula y se retuerce aterrado por la soledad, es realmente un estado lamentable.

Imaginemos que de repente se haga la luz, aparece un hombre con una antorcha en la mano y el campo oscuro se inunda de luz súbitamente.

 

 

 

 

 

 

 

Las criaturas que hasta entonces se retorcían en el suelo envueltos en la oscuridad se ponen de pie y al mirar a su alrededor descubren a sus semejantes. Con voces de júbilo corren a encontrarse y se abrazan compartiendo su felicidad…”

Busca esa luz que siempre está a tu alrededor cree, confía y ten fe en el creador de todo.